fbpx

En los últimos años, el concepto del ayuno intermitente se ha popularizado, de hecho, se ha convertido en una forma efectiva de perder peso simplemente por la restricción energética que ocasiona.

Para muchas personas puede ser una forma de mejorar la salud en algunos aspectos:

  • Menor riesgo de diabetes
  • Mejor salud cardiovascular
  • Mejor función cerebral
  • Pérdida de peso

Ante todo, no olvides que la magia no está en el ayuno como tal sino en la restricción energética en el 90% de los casos.

Sin embargo, en situaciones donde comer tres o más veces al día es la norma, el llevar a cabo un ayuno puede ser algo imposible de llevar a cabo.

Para este tipo de perfiles puede haber una solución: la Dieta que imita al ayuno o como se conoce en inglés The Fasting-Mimicking Diet (FMD)”

¿Qué es la Dieta de Imitación al Ayuno?

La dieta de imitación al ayuno es un tipo de ayuno modificado, en lugar de abstenerse totalmente de consumir alimentos (ayuno tradicional), se consume pequeñas cantidades de alimentos densos en nutrientes.

Por lo general, dura unos 5 días y algunas investigaciones sugieren que proporciona todos los beneficios para la salud del ayuno sin renunciar por completo a los alimentos.

Valter Longo (biólogo celular) y PhD de la Universidad de California FMD utiliza la restricción calórica para imitar los efectos del ayuno en el cuerpo mientras sigue consumiendo algunos alimentos. Si se hace correctamente, se ha demostrado que una restricción calórica correctamente estructurada, proporciona los nutrientes esenciales que necesitamos, al tiempo que potencialmente prolongamos nuestra longevidad y reducimos el riesgo de enfermedades relacionadas con la edad.

EN RESUMEN, LA RESTRICCION ENERGETICA CONTROLADA ES LA QUE OFRECE CIERTOS BENEFICIOS, EL AYUNO SOLO ES OTRA HERRAMIENTA PARA LLEGAR ADICHA RESTRICCION

Este doctor tiene un libro hablando de la Dieta de la Longevidad (ENLACE)

La Dieta de Imitación al Ayuno vs. Ayuno Intermitente

La dieta de imitación al ayuno es diferente del ayuno intermitente porque se permite comer pequeñas cantidades de alimentos durante todo el día que proporcionan cantidades específicas de carbohidratos, grasas y proteínas. El ayuno intermitente, implica no consumir alimentos en absoluto durante un intervalo específico de tiempo. Cuando comes (ventana de alimentación), normalmente no hay restricciones alimentarias. Aunque dejando de lado el tema energético, es preferible usar en esta ventana una alimentación con alimentos mínimamente procesados y sin impactos adictivos. Los alimentos menos procesados tienden a ser más altos en fibra y nutrientes, lo que resulta en una mayor saciedad.

Ejemplo de plan de Dieta de Imitación al Ayuno

Durante esta dieta, que normalmente dura cinco días, sigues un plan de comidas muy bajo en calorías antes de continuar con tu patrón de alimentación normal durante el resto del mes.

Se puede realizar una vez al mes durante un máximo de 3-6 meses (recomendación personal).

La dieta debería de contener una distribución de macronutrientes de:

  • 40-45% de carbohidratos
  • 45 % de grasa
  • 10-15 % de proteína (este macronutriente podría elevarse bastante más en personas deportistas)

Distribución de calorías de cada día:

  • Dia 1: restricción moderada de energía (1000-1300kcal). Se puede saltar este día, si ya estas familiarizado con el protocolo
  • Dia 2-5: consumo de 700-1000 kcal

Lógicamente, tras esta pseudociencia siempre hay intereses económicos de comidas preparadas para dicho protocolo, en este caso diseñadas por Valter Longo (ENLACE). Diseñada exclusivamente a base de plantas (sin gluten y sin OGM).

¿La Dieta de Imitación al Ayuno tiene beneficios para la salud?

Los estudios preliminares y los ensayos clínicos sugieren que los “beneficios” son similares a los experimentados con el ayuno intermitente:

Pérdida de peso

Muchas personas realizan una dieta de imitación al ayuno con la esperanza de perder peso. Los estudios muestran que tres ciclos consecutivos de la dieta de imitación al ayuno pueden reducir el peso corporal, la grasa corporal total y la circunferencia de la cintura.

Diabetes tipo 2

Hacer una dieta de imitación al ayuno durante tres meses consecutivos reduce la grasa visceral al tiempo que mejora el metabolismo de la glucosa y la señalización del IGF-1.

Enfermedad autoinmune

En un estudio de 2017, los investigadores de la UCLA señalaron que el tipo y los niveles de nutrientes que se encuentran en la dieta de imitación al ayuno pueden influir en las células inmunitarias (linfocitos), proporcionando un posible impacto positivo en varias enfermedades autoinmunes, incluida la esclerosis múltiple, la artritis reumatoide yla diabetes. Posiblemente esto se pueda obtener de la restricción energética y aporte de nutrientes específicos, sin darle más vueltas.

En un estudio en animales con esclerosis múltiple, los investigadores informaron que una dieta de imitación al ayuno redujo la gravedad de la enfermedad y revirtió completamente los síntomas en el 20% de los sujetos. Encontraron que la dieta de imitación al ayuno no solo aumentaba los niveles de corticosterona y células T reguladoras, sino que también reducía la inflamación y mejoraba la función nerviosa al “reparar” la vaina protectora de mielina que rodea a los axones.

Cognición

Mantener la cognición es una pieza clave para el envejecimiento. La investigación en la revista Cell Metabolisminformó que una dieta de imitación al ayuno puede fomentar la formación de nuevas neuronas en el sistema nervioso central y mejorar el aprendizaje motor y la memoria (estudio realizado en ratones)

Otros estudios han comenzado a abordar el potencial de la dieta de imitación al ayuno para las personas conAlzheimer. Un estudio en ratones con alzhéimer vio que tras cuatro meses de un plan de alimentación de dieta de imitación al ayuno mejoraron el rendimiento cognitivo y el comportamiento, además de reducir los niveles de Tau en el cerebro. (Tau es marcador en cerebros afectados por el alzhéimer).

Enfermedad cardíaca

Las enfermedades cardiovasculares son la principal causa de muerte en países del primer mundo. Realizar una dieta de imitación al ayuno puede ayudar a reducir algunos de los factores de riesgo que contribuyen a esta condición.

En un ensayo en humanos en el que participaron 100 hombres y mujeres sanos, los investigadores encontraron que la dieta de imitación al ayuno, redujo la presión arterial, el colesterol LDL (malo) y total, los triglicéridos y la proteína C reactiva (un marcador de inflamación sistémica).

Efectos secundarios de una dieta que imita el ayuno

  • Mareos
  • Debilidad y fatiga
  • Dolor de cabeza
  • Hambre fisiológica y emocional

En resumen (mi opinión)

La dieta de imitación al ayuno puede promover un envejecimiento saludable y la pérdida de peso, al tiempo que mejora la salud cardiovascular, cognitiva, inmune y metabólica. Una dieta que imita el ayuno puede ser una forma simple y efectiva de disfrutar de esos beneficios.

Sin embargo, se necesita más investigación para confirmar muchos de los beneficios propuestos, ya que actualmente casi toda la investigación no ha encontrado beneficios adicionales en el ayuno (de cualquier modalidad) con respecto a la restricción calórica clásica. No obstante, el recurrir a ciclados energéticos agresivos como podría ser la dieta de imitación al ayuno, puede que en determinados contextos tenga algunos beneficios. un se necesita mas investigación

En resumen, teniendo en cuenta que nuestra sociedad esta sobrenutrida, casi cualquier estrategia de restricción energética, mejorará parámetros de salud. Una de las herramientas para obtener dicha restricción puede ser el ayuno o la dieta de imitación al ayuno, además de otras herramientas clásicas como “cierra el pico y muévete más”

Bibliografia

  • Bartke, A. et al. (2003). Insulin-like growth factor 1 (IGF-1) and aging: controversies and new insights. Biogerontology, 4(1), 1-8.
  • Brandhorst, S. et al. (2015). A periodic diet that mimics fasting promotes multi-system regeneration, enhanced cognitive performance, and healthspan. Cell Metabolism, 22(1), 86–99.
  • Choi, I.Y. et al. (2017). Nutrition and fasting mimicking diets in the prevention and treatment of autoimmune diseases and immunosenescence. Molecular and Cellular Endocrinolgy, 455, 4-12.
  • Choi, I.Y. et al. (2016). Diet mimicking fasting promotes regeneration and reduces autoimmunity and multiple sclerosis symptoms. Cell Reports, 15(10), 2136-2146.
  • Dinse, G. E. et al. (2020). Increasing Prevalence of Antinuclear Antibodies in the United States. Arthritis & Rheumatology, 72(6), 1026–1035.
  • Fanti, M. et al. (2021). Time-restricted eating, intermittent fasting, and fasting-mimicking diets in weight loss. Current Obesity Reports, 10(2), 70-80.
  • Fardet A. (2016). Minimally processed foods are more satiating and less hyperglycemic than ultra-processed foods: a preliminary study with 98 ready-to-eat foods. Food & Function. 7(5):2338-46.
  • Halaweh, H. et al. (2018). Perspectives of older adults on aging well: A focus group study. Journal of Aging Research. 2018, 9858252.
  • Lustig R. H. (2020). Ultraprocessed food: Addictive, toxic, and ready for regulation. Nutrients, 12(11), 3401.
  • Parrella, E. et al. (2013). Protein restriction cycles reduce IGF-1 and phosphorylated Tau, and improve behavioral performance in an Alzheimer’s disease mouse model. Aging Cell, 12(2), 257–268.
  • Patterson, R.E. et al. (2015). Intermittent fasting and human metabolic health. Journal of the Academy of Nutrition and Dietetics, 115(8), 1203-1212.
  • Ross, R. et al. (2020). Waist circumference as a vital sign in clinical practice: a consensus statement from the IAS and ICCR Working Group on Visceral Obesity. Nature Reviews Endocrinology, 16, 177–189.
  • Szymczak, F. et al. (2021). Gene expression signatures of target tissues in type 1 diabetics, lupus erythematosus, multiple sclerosis, and rheumatoid arthritis. Science Advances, 7(2), eabd7600.
  • Wei, M. et al. (2017). Fasting-mimicking diet and markers/risk factors for aging, diabetes, cancer, and cardiovascular disease. Science Translational Medicine, 9(377), eaai8700.

Otro artículo que puede interesarte: ¿IMPORTA EL HORARIO DE LAS COMIDAS?

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Menú