fbpx

Sensibilidad, intolerancia y alergia ¿En qué se diferencian?

  1. Inicio
  2. Farmacología
  3. Sensibilidad, intolerancia y alergia ¿En qué se diferencian?

Posiblemente seas de ese grupo de personas que sufren de alguna intolerancia alimentaria, sabiendo lo frustrante que puede ser tratar de identificar el problema y encontrar una solución duradera. De hecho, es posible que ni siquiera estés seguro de si tienes síntomas de intolerancia alimentaria o si lo que estás experimentando se debe a otra cosa.

Para ello es importante entender la diferencia entre alergia alimentaria, sensibilidad e intolerancia.

Alergia alimentaria vs Intolerancia alimentaria

Una alergia alimentaria es diferente a una intolerancia alimentaria, que, según algunas fuentes, es diferente a una sensibilidad alimentaria. Aquí te dejo una introducción rápida sobre la diferencia entre las tres.

Alergia alimentaria

Solo del 2 al 5% de las personas padecen verdaderas alergias alimentarias. Cuando eres alérgico a un alimento, tu sistema inmunológico reacciona contra él como lo haría contra un invasor dañino. Tu sistema inmunológico entra en acción, haciendo que tus células liberen una sustancia llamada inmunoglobulina E (IgE) para contrarrestar el alérgeno.

Imagen 1: representación gráfica de las células inmunes implicadas en una alergia alimentaria

 

A partir de ese momento, cada vez que estás expuesto a ese mismo alimento, tu cuerpo libera histamina, lo que puede conducir a reacciones alérgicas como urticaria, dificultad para respirar, problemas digestivos, etc.

Las alergias alimentarias más comunes son a los huevos, leche, cacahuetes, frutos secos, gluten, mariscos y soja.

Si tienes una alergia alimentaria, no hay una cantidad segura de comida ofensiva que puedas comer. Incluso la parte más pequeña puede hacer que el sistema inmunológico responda; no obstante, cada persona tiene un grado de reacción diferente, pero si eres alérgico al gluten, no me lavaría el cuerpo ni si quiera con un jabón hecho con cereales como la avena debido a la posible contaminación cruzada.

Intolerancia alimentaria

Una intolerancia alimentaria, por otro lado, no afecta al sistema inmunológico de forma directa. Por lo general, es una incapacidad para digerir ciertos alimentos.

Las intolerancias alimentarias pueden tener una serie de causas:

  • Problemas Funcionales: la intolerancia a la lactosa es un ejemplo de intolerancia funcional; el intestino delgado carece de la enzima (lactasa) necesaria para digerir la lactosa.
  • Problemas Estructurales: la enfermedad diverticular sería un ejemplo de causa de intolerancia estructural. Las personas con enfermedad diverticular podrían no ser capaces de tolerar nueces, semillas o palomitas de maíz porque esos alimentos pequeños y duros pueden quedar atrapados en los divertículos y desencadenar una inflamación acompañada de una infección.

Las intolerancias alimentarias mas comunes incluyen lactosa, el gluten, los carbohidratos fermentables (FODMAP) y la cafeína.

Los síntomas de intolerancia alimentaria suelen ser trastornos digestivos: la hinchazón, los gases y la diarrea son reacciones típicas. Pero a veces también puede causar dolores de cabeza, fatiga o niebla cerebral.

A diferencia de las alergias alimentarias, las personas con intolerancias alimentarias a veces todavía pueden consumir pequeñas cantidades de los alimentos ofensivos sin una reacción.

Por ejemplo, alguien que es intolerante a la lactosa puede tener pequeñas cantidades de lácteos sin padecer síntomas sobre todo cuando la funcionalidad es parcial (formas menos lactasa de lo normal, pero algo formas).

Sensibilidad alimentaria vs intolerancia alimentaria

Los términos sensibilidad alimentaria e intolerancia alimentaria a menudo se usan indistintamente. Sin embargo, algunas fuentes hacen una distinción entre las dos.

El sitio web Healthline, por ejemplo, explica que las sensibilidades alimentarias involucran al sistema inmunológico, mientras que las intolerancias alimentarias no. Sin embargo, a diferencia de las alergias alimentarias, que desencadenan anticuerpos IgE, se describe que las sensibilidades alimentarias involucran anticuerpos de inmunoglobulina G (IgG).

Las sensibilidades alimentarias pueden causar reacciones horas o días después a diferencia de las alergias, que son mas espontaneas. Por ello, su diagnostico es difícil, por el lapso de tiempo entre el consumo del alimento y el padecimiento de los síntomas.

¿Cómo saber si tienes alergia, intolerancia o sensibilidad alimentaria?

Sí sospechas que puede tener alergia, intolerancia o sensibilidad alimentaria, debes acudir al médico.

Los alergólogos pueden realizar pruebas para determinar a qué alimentos o ingredientes eres alérgico para que puedas estar seguro de evitarlos. Las reacciones alérgicas a los alimentos pueden requerir atención inmediata y medicamentos dependiendo del grado de reacción.

Para las intolerancias y sensibilidades alimentarias, puede ser más difícil identificar al culpable. A veces el alimento causante es obvio, como con intolerancia a la lactosa, por ejemplo. Pero en otros casos, el alimento (o alimentos) pueden ser más difíciles de fijar. Por ejemplo, si eres sensible a la levadura, puedes pensar que tienes intolerancia al gluten, ya que te sientes mal cada vez que comes pan.

¿Funcionan los Test de sensibilidad alimentaria de IgG?

Aunque existen pruebas de sensibilidad e intolerancia alimentaria, hay mucha controversia sobre su fiabilidad. Para entender por qué voy a hablaros primero de cómo funcionan algunas de las pruebas más populares como son las pruebas de sensibilidad alimentaria de IgG o Test de sensibilidad alimentaria.

Cuando te hacen una prueba de IgG, la empresa responsable te extraerá un poco de sangre y la enviará al laboratorio para su analisis. Allí, la sangre estará expuesta a una serie de alimentos y componentes alimentarios diferentes, a veces alrededor de 100. El laboratorio buscará ver cuánto anticuerpo IgG se une a cada alimento para valorar tu grado de sensibilidad a el (a mayor grado de unión de IgG al alimento, mayor sensibilidad; en teoria)

Cuando obtenga tus resultados, verás páginas de alimentos y componentes alimentarios específicos. Tu sensibilidad a cada alimento estará valorada en función de los niveles de anticuerpos IgG producidos cuando su sangre estuvo expuesta a los alimentos.

Las pruebas de IgG son muy populares, especialmente entre algunos gurús de la nutrición. Pero algunas organizaciones médicas más convencionales argumentan que no son confiables. Una de las razones es que algunas investigaciones han demostrado que los niveles más altos de anticuerpos IgG a veces pueden indican una mayor tolerancia a un alimento, no una menor.

Si estás pensando hacerte un análisis de sangre de sensibilidad alimentaria, vale la pena tener una conversación con tu medico o profesional de la nutrición para valorar si realmente puede arrojarte datos interesantes

¿Cómo actuar frente a una intolerancia?

Una forma probada y verdadera, aunque decididamente menos conveniente de averiguar qué alimentos te están desencadenando la intolerancia es la mediante una dieta de eliminación.

La dieta de eliminación, como su nombre indica, eliminará todos los alimentos potencialmente problemáticos de tu dieta. Luego, muy lentamente, en el transcurso de semanas o meses, deberas de ir agregando cada alimento por separado y estar atento a una posible reacción.

Un componente esencial de la dieta de eliminación es un diario de alimentos detallado. De esa manera anotaras cada alimento que comas mientras también monitoreas tus síntomas. La clave es ser hiperespecífico para que puedas averiguar si es un ingrediente específico, en lugar de un grupo de alimentos completo, lo que está causando tus problemas.

Una dieta de eliminación puede ser muy difícil de cumplir, y también puede ser confuso interpretar los resultados. Así que asegúrate de hacerlo con la ayuda de un profesional.

En resumen

Las intolerancias alimentarias pueden ser frustrantes y pueden hacerte sentir como si estuvieras viviendo con una dieta muy limitada. Pero para muchas personas, una vez que identifican sus intolerancias, encuentran la posibilidad de continuar su vida con cierta limitación en el consumo de algún alimento

En algunos casos, al igual que con la intolerancia a la lactosa, todavía puede consumir lácteos. Solo necesitarás tomar lactasa (la enzima que digiere la lactosa) o consumir lácteos que no contengan lactosa o la contengan en niveles bajos que no te ocasionen síntomas (los lacteos fermentados siempre dan menos problemas debido a que contienen menor cantidad de lactosa)

En otros casos, simplemente tendrás que evitar los alimentos que has identificado como desencadenantes. Eso puede requerir algún ajuste, pero una vez que aprendas a evitar tus intolerancias alimentarias, descubrirás que tienes control sobre ellas, en lugar de al revés.

Bibliografia

  • Boyce, J. A., Assa’ad, A., Burks, A. W., Jones, S. M., Sampson, H. A., Wood, R. A., Plaut, M., Cooper, S. F., Fenton, M. J., Arshad, S. H., Bahna, S. L., Beck, L. A., Byrd-Bredbenner, C., Camargo, C. A., Jr, Eichenfield, L., Furuta, G. T., Hanifin, J. M., Jones, C., Kraft, M., Levy, B. D., … NIAID-Sponsored Expert Panel (2010). Guidelines for the Diagnosis and Management of Food Allergy in the United States: Summary of the NIAID-Sponsored Expert Panel Report. The Journal of allergy and clinical immunology, 126(6), 1105–1118.
  • Guandalini S, Newland C. Differentiating food allergies from food intolerances. Curr Gastroenterol Rep. 2011 Oct;13(5):426-34.
  • https://my.clevelandclinic.org/health/diseases/10009-food-problems-is-it-an-allergy-or-intolerance
  • https://www.aaaai.org/conditions-and-treatments/library/allergy-library/IgG-food-test
  • https://www.healthline.com/nutrition/food-sensitivity-test#food-sensitivities
  • https://www.mayoclinic.org/diseases-conditions/food-allergy/symptoms-causes/syc-20355095
  • Lavine E. (2012). Blood testing for sensitivity, allergy or intolerance to food. CMAJ: Canadian Medical Association journal = journal de l’Association medicale canadienne, 184(6), 666–668.
  • Tomicić S, Norrman G, Fälth-Magnusson K, Jenmalm MC, Devenney I, Böttcher MF. High levels of IgG4 antibodies to foods during infancy are associated with tolerance to corresponding foods later in life. Pediatr Allergy Immunol. 2009 Feb;20(1):35-41
  • Zopf, Y., Baenkler, H. W., Silbermann, A., Hahn, E. G., & Raithel, M. (2009). The differential diagnosis of food intolerance. Deutsches Arzteblatt international, 106(21), 359–370.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Menú