fbpx

¿Una dieta baja en oxalato previene los cálculos renales?

  1. Inicio
  2. Nutrición
  3. ¿Una dieta baja en oxalato previene los cálculos renales?

Los cálculos renales son una aflicción singularmente dolorosa. Si los has tenido en el pasado, es probable que estés intentando para hacer de todo para evitar volver a padecerlos de nuevo.

Posiblemente hayas escuchado que una dieta baja en oxalato puede ayudar a prevenir cálculos renales, es una verdad a medias, hay que profundizar en los detalles para averiguar si una dieta baja en oxalato es adecuada para tu caso. Para responder a esta pregunta, necesitas saber qué es el oxalato, qué hace y si tus cálculos renales son el resultado de demasiado oxalato u otra causa.

¿Qué es el oxalato?

El oxalato (también conocido como ácido oxálico) es una sustancia que se encuentra en los alimentos vegetales (frutas, verduras, nueces y granos). Nuestro cuerpo también produce oxalato al descomponer ciertos nutrientes, como la vitamina C o el acido glioxílico. Este oxalato pasa a través del sistema digestivo con otros productos de desecho. En los intestinos, puede unirse al calcio para formar oxalato de calcio, lo que permite que se excrete a través de las heces. El oxalato restante pasa a través de los riñones y se excreta del cuerpo a través de la orina.

¿Qué son los cálculos renales?

Si el oxalato y el calcio llegan a través del sistema digestivo a los riñones y se unen allí, pueden formar cristales de oxalato de calcio en la orina. Si estos cristales se pegan, pueden formar una masa más grande llamada cálculo renal.

Los cálculos renales de oxalato de calcio son el tipo más común de cálculo renal, pero muchos mas tipos como:

  • Cálculos de fosfato de calcio
  • Cálculos estruvita: se ocasionan mayoritariamente con una infección del tracto urinario.
  • Cálculos de ácido úrico: factores genéticos, diarrea crónica, diabetes, dieta alta en purinas…
  • Cálculos de cistina: ocurre en personas con un trastorno hereditario que hace que los riñones excreten demasiada cisteína con demasiado ácido

En este artículo, me centraré en los cálculos renales de oxalato de calcio, ya que son los únicos que se beneficiarán de una dieta baja en oxalato.

La realidad es un poco más complicada que simplemente afirmar que la dieta baja en oxalato es una buena opción para todos los que tienen cálculos de tipo oxalato de calcio. De hecho, solo se beneficiarán las personas que tienen altos niveles de oxalato en la orina.

¿Debo seguir una dieta baja en oxalatos?

Lo primero que necesitas saber para decidir si la dieta baja en oxalato es adecuada para ti es qué tipo de cálculos renales tienes. Puedes saberlo recogiendo un cálculo renal para que te lo analicen.

Lo ideal para recoger un cálculo renal, es filtrar toda tu orina a través de un colador y buscar cuidadosamente las partículas. Algunos cálculos renales son tan pequeños como un grano de arena y otros un poco mas grandes.

Recoge cualquier piedra que encuentres y colócalas en un recipiente limpio sin ningún líquido ni envoltura (lo ideal es el típico bote de los análisis de orina). Lleva el recipiente a tu medico para que lo envíe a analizar.

Si tu cálculo renal es de oxalato de calcio, eso todavía no significa necesariamente que una dieta baja en oxalato sea ideal para ti. Lo ideal seria sugerirle a tu medico una prueba de oxalato de orina de 24 horas.

Algunas personas excretan más oxalato en la orina que otras, algunas razones posibles son:

  • Distinta expresión de enzimas relacionadas con la síntesis endógena de oxalato.
  • Simplemente por comer demasiados alimentos ricos en oxalato o alimentos que contengan precursores de este
  • Debido a consumir muy poco calcio o no consumirlo al mismo tiempo que consumen alimentos ricos en oxalato.

¿Cómo es una dieta baja en oxalato?

Para reducir la cantidad de oxalato que consumes, intenta evitar o limitar los siguientes alimentos (la lista es mucho mas larga pero aquí pongo algunos ejemplos).

Lista de alimentos con alto contenido de oxalato

  • Espinacas
  • Acelga
  • Ruibarbo
  • Fruta estrellada

Lista de alimentos moderadamente alto en oxalato

  • Patatas
  • Chocolate
  • Frutos secos
  • Remolacha
  • Salvado

El calcio y la dieta baja en oxalato

Otra consideración importante cuando se trata de reducir la excreción de oxalato es la ingesta de calcio.

El oxalato se une con el calcio y el oxalato de calcio resultante se puede excretar en las heces si el enlace ocurre antes de que el oxalato llegue a los riñones, de esta manera se puede contrarrestar los efectos de los alimentos ricos en oxalato combinándolos con algunos alimentos ricos en calcio. Trate de ingerir de 300 a 400 mg de calcio con cada comida rica en oxalatos

La opción obvia cuando pensamos en el calcio son los lácteos. Una taza de leche contiene unos 300 mg de calcio, por lo que es una forma rápida y fácil de obtener la cantidad recomendada de calcio por comida.

El calcio también se encuentra en fuentes no lácteas. El truco es encontrar aquellos que sean altos en calcio pero bajos en oxalato y sodio, ya que el sodio es otro factor de riesgo para los cálculos renales. Los panes, cereales y jugos fortificados con calcio pueden ser una buena opción. Las verduras de hoja verde como la col rizada, las hojas de mostaza y la col china son altas en calcio y bajas en oxalato, lo que las convierte en opciones adecuadas a base de plantas para la dieta baja en oxalato.

Vitamina C y oxalato

Dado que el cuerpo produce oxalato cuando descompone la vitamina C, si buscas reducir tus niveles de oxalato deberías vigilar cuánta vitamina C consumes.

En un estudio de alrededor de 50.000 profesionales de la salud masculinos, aquellos que consumieron más de 218 mg al día de vitamina C en sus dietas tuvieron un riesgo un 31 % mayor de desarrollar cálculos renales que aquellos que consumieron menos de 105 mg al día.

Los suplementos de vitamina C también pueden ser problemáticos para las personas en riesgo de desarrollar cálculos renales de oxalato de calcio. Varios estudios han encontrado que las personas que toman suplementos de vitamina C excretan más oxalato y tienen un mayor riesgo de formar cálculos renales que las que no lo hacen.

Conclusiones

Hay muchas consideraciones al decidir si la dieta baja en oxalato es adecuada para todo el mundo con cálculos renales de oxalato de calcio.

Lo primero es averiguar qué tipo de cálculos renales formas, si tienes altos niveles de oxalato en la orina y, de ser así, si hay factores no dietéticos involucrados.

Por todas estas razones, te recomiendo trabajar con alguien cualificado en la materia para decidir si merece la pena implementar una dieta baja en oxalato y cómo hacerlo.

Esta persona te ayudara a planificar recetas para dieta baja en oxalato para asegurarse de que estás recibiendo todos los nutrientes que necesitas mientras toma medidas para reducir la cantidad de oxalato de tu orina y tu riesgo de cálculos renales.

Bibliografia

  • Traxer, O., Huet, B., Poindexter, J., Pak, C. Y. C., & Pearle, M. S. (2003). Effect of ascorbic acid consumption on urinary stone risk factors. Journal of Urology, 170(2), 397–401.
  • Mitchell, T., Kumar, P., Reddy, T., Wood, K. D., Knight, J., Assimos, D. G., & Holmes, R. P. (2019). Dietary oxalate and kidney stone formation. American Journal of Physiology-Renal Physiology, 316(3), F409–F413.
  • National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases. (2017). Eating, diet, & nutrition for kidney stones.
  • Knight, J., Madduma-Liyanage, K., Mobley, J. A., Assimos, D. G., & Holmes, R. P. (2016). Ascorbic acid intake and oxalate synthesis. Urolithiasis, 44(4), 289–297.
  • Taylor, E. N. (2004). Dietary factors and the risk of incident kidney stones in men: New insights after 14 years of follow-up. Journal of the American Society of Nephrology, 15(12), 3225–3232.
  • Taylor, E. N., & Curhan, G. C. (2008). Determinants of 24-hour urinary oxalate excretion. Clinical Journal of the American Society of Nephrology, 3(5), 1453–1460.
  • Alelign, T., & Petros, B. (2018). Kidney Stone Disease: An Update on Current Concepts. Advances in urology, 2018, 3068365.
  • Thomas, L. D. K., Elinder, C.-G., Tiselius, H.-G., Wolk, A., & Åkesson, A. (2013). Ascorbic acid supplements and kidney stone incidence among men: A prospective study. JAMA Internal Medicine, 173(5), 386.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Menú